INNOVACIÓN

IPv6

Conozca las diferentes implementaciones del IPv6 y el rol de Verisign.

IPv6 es la siguiente generación de estándares de protocolos de internet para direcciones, y su objetivo es complementar, y a la larga reemplazar, el protocolo IPv4 que usan la mayoría de servicios de internet para operar hoy en día en la red. Los recursos de esta página le ayudarán a comprender las diferentes implementaciones del IPv6 y el rol de Verisign.

Desde proveedores de contenido a operadores de redes troncales, los responsables de la toma de decisiones de distintas empresas de internet se preguntan cómo deben prepararse para el IPv6. Si bien se han empleado muchas estrategias con el fin de maximizar el espacio provisto por el IPv4, la realidad es que este espacio tiene una capacidad finita y ya estamos alcanzando su límite.

Verisign está a la vanguardia gracias a la incorporación del IPv6 a la infraestructura de la empresa. Ya nos aseguramos de que las zonas del Sistema de nombres de dominio (DNS) críticas para el funcionamiento de internet estén listas para el IPv6.

Existen cuatro métodos para la migración hacia el IPv6 nativo:

  • Armado de redes IPv4 e IPv6 paralelas.
  • Dual-stacking (apilamiento doble)
  • Tunneling (uso de túneles)
  • Ejecutar conversiones de direcciones de red (NAT)

La selección de la estrategia a utilizar dependerá de las prioridades de la empresa, pero muchas organizaciones (entre ellas Verisign) eligieron el apilamiento doble). Para Verisign, una implementación del IPv6 con apilamiento doble se define como el envío de respuestas a consultas a las redes IPv4 e IPv6 mediante un mismo dispositivo. El apilamiento doble disminuye la necesidad de equipos redundantes, es progresivo y deja una huella menor para monitorear. Lea más sobre estos enfoques estratégicos en el white paper Transitioning to IPv6: Verisign’s Insights

Preguntas frecuentes sobre IPv6

A continuación se responden algunas preguntas frecuentes sobre la transición al protocolo IPv6.

¿Qué es IPv6?

IPv6 es la siguiente generación de estándares de protocolos de internet para direcciones, y su objetivo es complementar, y a la larga reemplazar, el protocolo IPv4 que usan la mayoría de servicios de internet para operar hoy en día en la red. La preparación para IPv6 tiene carácter urgente ya que se alcanzó el límite de las direcciones IPv4 disponibles por la Autoridad de números asignados para internet (IANA). Con un espacio de direcciones IPv4 de 32 bits, el número total de direcciones IP está limitado a 4300 millones, un número que parecía ser más que suficiente cuando se creó el protocolo IPv4 al principio de la década de 1980. Pero en un mundo con más de mil millones de usuarios de internet, y miles de millones de dispositivos con conexión a internet, el espacio de direcciones IPv4 es definitivamente insuficiente. El protocolo IPv6 resuelve este problema de falta de direcciones al usar un direccionamiento de 128 bits, dando lugar a un número de direcciones realmente descomunal (el número real se detalla normalmente como 2 elevado a la potencia 128, o "340 sextillones", un número que se espera será más que suficiente para cubrir las necesidades de internet durante las décadas venideras). Si bien los fundamentos técnicos del IPv6 ya están bien establecidos en la comunidad del desarrollo de estándares, aún queda mucho trabajo por hacer para poder implementar y comenzar a usar las funcionalidades del IPv6, así como para ajustar el funcionamiento en conjunto y la transición del aún existente IPv4, a fin de brindar una plataforma que dé cabida al constante crecimiento e innovación de internet.

¿Cómo afecta la transición al IPv6 a los consumidores y usuarios?

El crecimiento y desarrollo de internet se verá mejorado por el IPv6, y su seguridad, estabilidad y crecimiento no desestimará las expectativas que tienen los usuarios de internet de hoy en día. El IPv6 apunta a brindar una infraestructura con mayor cantidad de conexiones con el fin último de mejorar la confianza que tiene el usuario en internet.

¿Qué pasó con IPv5?

El IPv5 fue un protocolo experimental de transmisión de audio y video llamado "Protocolo de Transmisión de Internet" que se remonta al año 1979. Fue creado por un grupo de ingenieros para transmitir audio, video y simulaciones a través de internet, pero nunca fue implementado en realidad. Independientemente de su popularidad, el protocolo fue denominado como IPv5 y por lo tanto la siguiente generación de protocolos de internet no podía ser designada con el mismo nombre, de modo que recibió el nombre de IPv6.

¿Cuánto costará a las empresas la transición a IPv6?

Gartner estima que el costo de convertir el entorno de una empresa de TI típica de IPv4 a IPv6 ronda el seis por ciento del presupuesto anual total del departamento de TI de la empresa. Los costos fijos luego de realizada la conversión ascenderán a aproximadamente un 1% del presupuesto de TI en los años siguientes, en comparación a los costos incurridos por la empresa si se hubiera mantenido el IPv4. El costo de establecer una presencia IPv6 en internet es más económico: unos 500.000 USD para una puerta de enlace a internet típica, con costos fijos de aproximadamente un 10% de este monto.

¿El protocolo IPv6 tiene problemas de seguridad?

La implementación del IPv6 creará nuevas vulnerabilidades para los operadores de red. Por ejemplo, internet contará con más dispositivos de traducción que pueden ser víctimas de ataques distribuidos de negación de servicio o convertirse en puntos de falla individuales. Además, los operadores de red tendrán menos visibilidad sobre los patrones de tráfico de internet, por lo que será más difícil encontrar amenazas tales como redes de máquinas infectadas ("botnets"). Según Gartner, a pesar de que las funcionalidades de seguridad del protocolo IPv6 son semejantes a las del IPv4, el soporte del IPv6 no solo es incompleto en productos y servicios de seguridad, sino que la seguridad del IPv6 no ha sido aún probada en la vida real. Las pruebas han revelado vulnerabilidades con ciertas implementaciones del IPv6 (por ejemplo, con la pila de memoria del IPv6 en el sistema operativo Windows) que no se encontraban en las implementaciones del IPv4. A medida que el IPv6 se adopte cada vez más, las implementaciones se verán atacadas y sin duda revelarán más vulnerabilidades del tipo "día cero". Por lo tanto, a corto plazo, la implementación de aplicaciones que usen IPv6 representa un riesgo de seguridad mayor que si se implementaran usando IPv4.

¿Es indispensable que mi empresa implemente ahora mismo la transición a IPv6?

Según Gartner, las organizaciones que necesiten varios millones de nuevas direcciones IP públicas durante los próximos 3 a 5 años deberán implementar IPv6. Este grupo incluye a los ISP con carteras de clientes en expansión, especialmente aquellos en mercados emergentes, proveedores de TV por cable y operadores de telefonía móvil con un creciente número de usuarios de teléfonos inteligentes y servicios de voz sobre IP. Gartner recomienda a organizaciones de todo tipo que traten de establecer una presencia IPv6 en internet. Los tiempos para lograr esto dependerán de la importancia que asigne la empresa a alcanzar el creciente número de extremos IPv6 en internet. Para la mayoría de las empresas esto ocurrirá en el 2014 como máximo. Las organizaciones con modelos de negocio que dependen en gran medida de la magnitud del público de internet que puedan alcanzar, especialmente en mercados emergentes y usuarios móviles, ya deberían haber establecido su presencia IPv6 en internet.

Si hay disponibles "infinitas" direcciones IPv6 que se pueden usar en lugar de usar
las del IPv4, ¿por qué debo preocuparme de que se llegue al límite del IPv4?

Hoy en día muchas redes, servicios y productos no están listos para el protocolo IPv6, por lo que solo pueden ser accedidos por direcciones IPv4. Esto evita que los escasos usuarios actuales de IPv6 puedan acceder a esas redes y sitios web. Los operadores de red necesitan invertir en nuevos hardware y software que permitan que las direcciones IPv6 puedan acceder a sus redes y sitios web, pero estas mejoras insumen tiempo y recursos económicos considerables, por lo que muchos prefieren esperar a ver cómo se desarrolla la situación antes de implementar estas actualizaciones. A medida que el número de direcciones IPv4 disponibles se reduce cada vez más, y el tráfico IPv6 sigue en aumento, implementar las actualizaciones de infraestructura para el IPv6 cobrará cada vez más urgencia, a fin de mitigar las posibles pérdidas de ganancias y problemas en la atención al cliente que puedan ocurrir debido a la exclusión de los usuarios IPv6.

¿Cómo afecta a los usuarios de internet el límite del IPv4?

Muchos de los dispositivos fabricados en los últimos cinco años son compatibles tanto con IPv4 como con IPv6, y es muy probable que no se vean afectados en el futuro entorno con apilamiento doble (dual-stacking), en el que coexistirán estos protocolos a medida que los operadores de red implementen el IPv6 junto con su infraestructura ya existente de IPv4. No obstante, a medida que ocurra la adopción a gran escala del IPv6, es probable que los usuarios con dispositivos y hardware más antiguo, que solo es compatible con IPv4, no puedan acceder a ciertas redes que sólo son accesibles con IPv6.